Las negociaciones entre el Gobierno de Colombia y el Comité Nacional de Paro están en la cuerda floja. Esto luego de que el Gobierno enviara una serie de observaciones y ajustes al texto de preacuerdo sobre las garantías para la protesta que se había alcanzado con los representantes del paro, que de haber sido firmadas, se habría instalado la mesa de negociación.

Debido a estas observaciones, los representantes del paro volvieron a convocar protestas en todo el país este 2 de junio, pues dicen, el gobierno «no ha querido establecer un proceso de negociación», según un comunicado enviado este domingo.

El paro, que cumplió un mes el pasado 28 de mayo, sigue en un momento delicado, cuando ya se han registrado por lo menos 47 muertos en el marco de las protestas y hay denuncias de abuso policial, por las que la Policía ha iniciado más de 100 investigaciones. También hay registro de 111 personas desaparecidas e investigaciones para esclarecer por qué civiles armados dispararon contra manifestantes, con permiso de policías.

Y mientras el Comité del Paro pide más movilizaciones, el gobierno ha insistido en la necesidad de levantar bloqueos.