La llegada del esperado sistema operativo, de nuevos dispositivos y una biblioteca enorme de temas, lo convierte en un servicio deseado y envidiado.

Diez años atrás, la música digital creó un cisma en la industria. Las discográficas y los artistas no sabían hacia dónde mirar y cómo reaccionar a la creciente demanda e intercambio de contenido en la red. A medida que las conexiones se hicieron más ubicuas y los dispositivos móviles incrementaron su memoria y su capacidad, la música en streaming se convirtió en una constante, más que en una alternativa. Así, nacieron servicios como Spotify, Amazon Music o Pandora. Y en 2018 llegó Huawei Music. Desde entonces el crecimiento ha sido enorme.

Este año, de acuerdo con cifras de Statista, los ingresos en el segmento de música en streaming alcanzará los 20.000 millones de euros y en 2025 sobrepasará los 30.000. Para entonces, más del 12% de la población estará suscrita a un servicio de música aprovechando la omnipresencia de redes 4 y 5G. ¿Cuál es la diferencia entre estos servicios de streaming? A simple vista, parecen pocas: Spotify tiene una biblioteca de 70 millones de canciones, Amazon Music incluye 60 millones y Huawei Music también incorpora 60 millones de títulos. Hasta aquí las similitudes, porque mientras Spotify solo está presente en dispositivos, la firma no ha creado ninguno ad hoc. Amazon sí tiene sus altavoces inteligentes, un paso interesante para la sincronización con listas y preferencias, pero Huawei Music lleva esto más allá.

El servicio de Huawei Music posee la ventaja de ser parte de un gran ecosistema que incluye hardware, software y conectividad, algo de lo que carecen la mayoría de los otros servicios. De este modo pueden abarcar todo el espectro del streaming musical, desde la calidad de un nuevo álbum en su biblioteca hasta la reproducción en sus propios cascos. A nivel global, Huawei Music tiene 210 millones de usuarios activos por mes, más de 10 de ellos en Europa. A nivel conectividad, la primera ventaja es que los usuarios pueden acceder al contenido ya sea en línea o sin conexión y realizar su selección por artista, álbum, lista de reproducción, clasificaciones y géneros. Desde la propia aplicación, los usuarios pueden personalizar la experiencia mediante el uso de diferentes aspectos del reproductor o decidir si quieren ver las letras de las canciones. Huawei Music trabaja con Dolby Atmos para aumentar la personalización y permitir elegir el modo de sonido, la calidad y el ecualizador de música. Y aquí es donde comienza a aparecer un extra que pocos poseen y del que seguiremos hablando: el sistema operativo HarmonyOS. Gracias a él no solo es posible personalizar la salida de música en cuanto a calidad y ecualización, sino también en cada dispositivo.