Rusia se comprometió a ayudar si es necesario con fuerza militar a Cuba, Venezuela y Nicaragua, sus aliados en América Latina, ante las amenazas externas que podrían escalar hasta el uso de la violencia.

“Históricamente hemos establecido relaciones de asociación con Cuba, Nicaragua, Venezuela y otros países” dijo Serguei Shoigu, ministro de Defensa de Rusia. “Ellos han estado resistiendo diversas formas de presión, hasta la amenaza del uso abierto de la fuerza militar durante muchos años. El apoyo de Rusia es requerido ahora más que nunca“.

Asimismo, el ministro de Defensa mencionó que en estos países hay intentos por iniciar revueltas por parte de poderes exteriores. “Es la amenaza del terrorismo, muy ligada a la producción de drogas ilegales y a los permanentes intentos por iniciar revoluciones variadas en esos países”, agregó Shoigu.

El ministro de Defensa de Rusia aseguró que las sanciones económicas que han impuesto a algunos países es una forma de intentar desestabilizar al gobierno, lo cual es complementado con “provocación de incidentes militares y las campañas de desinformación de la población».

La posición de Moscú sobre intervenir en mayor medida en América Latina llegó el mismo día que el Senado de Estados Unidos impulsó una ley que permitiría ordenar sanciones contra Nicaragua, gobernado por Daniel Ortega.

Asimismo, se dio tras la negativa de la administración de Joe Biden de eliminar el embargo comercial, que ha sido impuesto por el gobierno estadounidense desde hace más de 60 años, durante una resolución que se realizó en la Organización de las Naciones Unidas (ONU).