Los rescatistas que buscan entre los escombros de un condominio ubicado en una playa de Florida intentaron asegurarles a los familiares que están haciendo todo lo posible para encontrar a sus seres queridos, pero señalaron que necesitan avanzar con cuidado para tener las mejores oportunidades de hallar sobrevivientes.

El número de fallecidos se elevó a nueve el domingo, en medio de la creciente desesperación de los familiares por recibir noticias y su preocupación por la lentitud de los avances y la disminución de las esperanzas. Nadie ha sido rescatado con vida de los escombros desde el jueves, horas después del derrumbe.

Algunos de los parientes fueron llevados en autobús a un lugar cercano a los escombros después de que hubo quienes, frustrados con la velocidad de las labores de rescate, exigieron visitar el lugar.

“Mi hija tiene 26 años y está en perfecto estado de salud. Podría sobrevivir”, dijo una madre a los rescatistas durante una reunión con familiares el fin de semana. Un video del encuentro fue publicado en Instagram por la usuaria Abigail Pereira.

“No es suficiente”, continuó la madre, que era uno de los familiares que exigieron a las autoridades traer expertos de otros países para colaborar con las labores. “Imaginen que son sus hijos los que están ahí”.

Desaparecidos
Más de 150 personas continúan desaparecidas en Surfside, y autoridades y seres queridos temen que el número de víctimas sea mucho mayor.

Decenas de trabajadores de rescate seguían sobre la enorme pila de escombros en busca de sobrevivientes, pero hasta el momento únicamente han encontrado cuerpos y restos humanos.

En una reunión con familiares el sabado en la tarde, las personas se quejaron y lloraron luego de que el subjefe del Departamento de Bomberos de Miami-Dade, Raide Jadallah, les explicó los motivos por los que no podía responder a las reiteradas preguntas sobre cuántas víctimas habían localizado.

“No necesariamente estamos hallando víctimas. Estamos encontrando restos humanos”, dijo Jadallah, según el video publicado en Instagram.

Cada vez que las cuadrillas encuentran restos, limpian la zona y los retiran. Trabajan con un rabino para garantizar que cualquier ritual religioso se lleve a cabo de manera apropiada, puntualizó Jadallah.

“Así que la pregunta es: ¿por qué las cosas están demorándose tanto?”, dijo. “Lo que estamos haciendo es asegurarnos de que todo se haga de manera correcta”.

Las autoridades señalaron que sigue siendo una operación de búsqueda y rescate. Alan Cominsky, jefe del Departamento de Bomberos de Miami-Dade, dijo que mantienen la esperanza de encontrar a personas con vida, pero deben ser lentos y metódicos.

Dificultades
“Los escombros están por todos lados, y están muy compactados, sumamente compactados”, comentó.

Los restos deben ser estabilizados y apuntalados conforme avanzan.

“Si hay un espacio vacío, queremos asegurarnos de tener todas las posibilidades de encontrar a un sobreviviente. Es por eso que no podemos entrar y mover las cosas de forma errática, porque eso tendrá el peor resultado posible”, añadió.

SEPA MÁS

Reclamos.
En juntas con las autoridades, los familiares presionaron repetidamente a los rescatistas a redoblar esfuerzos. Uno de los familiares preguntó por qué no podían retirar los escombros más grandes con grúas para intentar descubrir espacios vacíos mayores donde pudiese haber sobrevivientes.