Los restos del esqueleto de un bebé recién nacido fueron encontrados enterrados en el patio de una casa en el estado de Nueva York, dijo la Policía.

Los restos fueron encontrados el viernes en una casa en Watervliet, cerca de Albany, señaló la Uniformada. El análisis forense determinó que eran los de un recién nacido.

“La forma cruel en la que se descartó a este niño viola el núcleo de toda la decencia y la humanidad. No se puede tolerar el abuso y el maltrato contra los niños”, dijo el sábado el jefe de Policía de Watervliet, Joseph L. Centanni, en un comunicado.

Centanni afirmó que la Policía “trabajará incansablemente para llevar ante la justicia a las personas responsables de este acto criminal”.

Los residentes actuales de la casa donde se encontraron los restos no son sospechosos, señalaron las autoridades.

No se dio a conocer información sobre cuánto tiempo llevaban enterrados los restos o cómo murió el niño.

The Times Union informó que se podía ver a las autoridades sacando una pequeña caja del tamaño de una maleta de la propiedad el viernes. Luego, la caja fue transportada desde el lugar de los hechos en un coche fúnebre.