Barranquilla (Colombia),  (EFE).- La estatua de Cristóbal Colón en la ciudad colombiana de Barranquilla fue derribada este lunes por manifestantes.

Esto en una nueva jornada de protestas en el país, informó la Policía.

El director de la Policía colombiana, el general Jorge Luis Vargas, dijo a periodistas que ese monumento y otro de la población de Santander de Quilichao, del convulso departamento del Cauca, «fueron atacados por delincuentes».

El grupo que derribó el monumento en Barranquilla le puso una capucha a la estatua, una soga al cuello, le amarraron cuerdas y jalaron de ella hasta derribarla, mientras gritaban «Colón asesino».

Posteriormente, en el suelo procedieron a arrancarle la cabeza y a escribirle con pintura en aerosol leyendas como «por nuestros muertos».

El alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, dijo que «la violencia solo genera más violencia. Los invito a despojarse del odio y construir un país mejor».

El mandatario agregó: «no hemos reprimido ni lo haremos la protesta pacífica, pero sí ordenamos continuar identificando, capturando y judicializando a quienes cometen actos vandálicos y terroristas».