Un gigantezco incendio de gran magnitud en una instalacionm de almacenamiento de crudo en la provincia de Matanzas en Cuba, se complicó el lunes luego de que un tercer tanque fue alcanzado por el fuego quedando envuelto en llamas.

El desastre tuvo lugar en la base de almacenamiento más importante de la isla en la bahía de Matanzas, un punto vital de alimentación de combustible para las centrales termoeléctricas, según los expertos.

Este siniestro fue ocasionado por la caída de un rayo sumando mas tensión a la crisis energética que atraviesa Cuba, con apagones diarios de varias horas en medio de un duro verano.

Conformada por ocho tanques de acopio -separados en dos grupos de a cuatro- de unos 50,000 metros cúbicos cada uno, la Base de Supertanqueros de Matanzas tiene cinco muelles para recibir naves de hasta 180,000 toneladas y de 20 metros de calado.

Esta base recibe el crudo de un oleoducto que atraviesa el centro de la isla para trasladarlo en pequeños tanqueros a las termoeléctricas que producen energía y es el centro de descarga y transbordo de petróleo, fuel oíl y diésel importado.

Al ofrecer detalles del combate al fuego la noche del lunes, el teniente coronel Alexander Avalos indicó que aún no se pudo poner una espuma especial hasta tanto no se logre un enfriamiento del área que haría efectivo el uso del producto químico.

“El incendio ha tomado una magnitud superior, están comprometidos los cuatro tanques de 50 mil (metros cúbicos)”, declaró Avalos a la televisión cubana en alusión a la batería de contenedores afectados a partir de la expansión del fuego.