El expresidente de Estados Unidos Donald Trump ha anunciado este jueves que, si vuelve a ser nombrado presidente, desplegará efectivos militares para combatir la lucha contra la crisis del fentanilo y además poder «infligir el máximo daño» a las operaciones de los cárteles.

En un vídeo de campaña obtenido por Fox News, el expresidente asegura que, si logra un nuevo mandato en las elecciones presidenciales de 2024, tratará de lograr que se condene a pena de muerte a los narcotraficantes y a los traficantes de personas que hayan sido ya condenados.

«Durante tres décadas antes de mi elección, las muertes por sobredosis de drogas aumentaron cada año. Bajo mi liderazgo, enfrentamos la crisis de las drogas y el fentanilo y logramos la primera reducción de muertes por sobredosis en más de 30 años», asevera Trump en dicho vídeo.

Sin embargo, consciente de la magnitud del problema que atraviesa Estados Unidos con el fentanilo, una droga ultraadictiva que se ha cobrado la vida de «100.000 estadounidenses al año», Trump ha apuntado que demandará también la colaboración de los países cercanos para «desmantelar» las redes del narcotráfico.

De hecho, este llamamiento internacional no se limita tan solo a países americanos, sino que Trump ha anunciado que la propia China «pagará un alto precio» si no logra controlar las exportaciones de precursores químicos del fentalino, y ha anunciado que durante su primer mandato llegó incluso a alcanzar un acuerdo con el presidente chino, Xi Jinping.

«Tenía un acuerdo con el presidente Xi. No iban a mandar más, e iban a imponer la pena de muerte para los que lo lograron en China», ha manifestado Trump, aludiendo a aquel acuerdo alcanzado con Pekín para tomar medidas enérgicas contra la producción de los componentes base del fentanilo.

Trump ha aprovechado para cargar contra el actual mandatario estadounidense, Joe Biden, a cuya Administración acusa de haber tirado por tierra todo el «progreso» que obtuvo el país entre 2017 y 2021, «El fentanilo y otros venenos ultramortales han llegado a nuestro país sin control», ha lamentado.

«Cuando regrese a la Casa Blanca, tomaré medidas desde el primer día para poner fin a esta horrible plaga y salvar vidas estadounidenses. Joe Biden nunca resolverá la crisis de sobredosis de drogas porque está destruyendo activamente nuestra frontera», ha denunciado.

«Están matando a nuestra gente, están envenenando a nuestros hermosos niños (…) Mi administración apoyará las medidas para facilitar que aquellos que sufren de adicción busquen tratamiento sin perder su trabajo», ha concluido el expresidente, quien en noviembre del año pasado confirmó que se presentaría de nuevo a las elecciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *