El sobrino de Ricky Martin, Dennis Yadiel Sánchez Martin, contrademandó al artista por 10 millones de dólares por daños causados por presuntamente cometer contra él «conducta sexual no consensual» desde que tenía 11 años.

Sánchez Martin respondió de esta manera a la demanda civil radicada por el cantante, su tío, en septiembre pasado por extorsión, persecución maliciosa, abuso del derecho, daños y perjuicios.

En la contrademanda, que fue sometida ayer ante el Tribunal de Primera Instancia de San Juan pero hasta este jueves no se ha dado a conocer a los medios de comunicación, se detallan una serie de supuestos encuentros sexuales no consentidos entre el cantante y Sánchez Martin.

Muchos de esos supuestos encuentros sexuales se incluyeron en la orden de protección exparte que le fue concedida en julio de 2022 al sobrino y que luego fuera archivada por petición del propio Sánchez Martin.

Algunos de ellos se llevaban a cabo en el automóvil del artista cuando buscaba a su sobrino en la escuela intermedia Sotero Figueroa en San Juan, según la contrademanda.

El documento judicial abunda que Ricky Martin «acechaba» al menor llevándolo a distintos lugares de San Juan sin salir del vehículo y a parajes solitarios para «sostener relaciones sexuales orales y genitales».

«Las relaciones sexuales no consensuales continuaron luego de la escuela intermedia y durante los años que el aquí demandante Sánchez Martín era menor de los veintiún (21) años. En los años posteriores, las comunicaciones telefónicas y por medios sociales entre las partes se intensificaron», detalla.

La contrademanda sostiene, además, que «un año antes de presentar la solicitud de orden de protección bajo la Ley de Violencia Doméstica en el Tribunal, el aquí demandante Sánchez Martin le advertía constantemente a Ricky Martin que se sentía acechado y le pedía que cesara sus constantes comunicaciones».

Al hacer caso omiso a los reclamos, Sánchez Martin optó por presentar la acción civil de orden de protección.

«Las acciones de contactos sexuales no consensuales con un menor, además de constituir delitos, causaron enormes daños a Sánchez Martin, quien no tenía ni la madurez ni la capacidad legal para consentir a los actos sexuales iniciados por un adulto, en este caso, Ricky Martin», concluye la contrademanda.

Por todo esto, Sánchez Martin indica que «los daños por esta conducta sexual no consensual se estiman en unos diez millones de dólares y son líquidos y exigibles en estos momentos».

Las controversias judiciales entre el cantante y su sobrino comenzaron en julio de 2022, cuando le fue concedida a Sánchez Martin la mencionada orden de protección contra su tío, que fue luego archivada.

Posteriormente, la justicia concedió a Enrique Martin Morales, nombre de pila del cantante, una orden de protección por acecho contra su sobrino, que fue extendida por un año en noviembre pasado.

Investigan a la NFL por presunta discriminación laboral

El fiscal general de California, Rob Bonta, y la fiscal general de Nueva York, Letitia James, anunciaron este jueves el inicio de una investigación en conjunto por posibles violaciones de las leyes federales y estatales contra la discriminación en el empleo en la National Football League (NFL).

«Ninguna persona debería tener que soportar acoso, discriminación o abuso en el lugar de trabajo. No importa lo poderosa o influyente que sea, ninguna institución está por encima de la ley y nos aseguraremos de que la NFL rinda cuentas», advirtió Letitia James.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *