un fuerte despliegue policial en las calles de la isla