El cantante Julián Figueroa recordó anoche, antes de morir a causa de un infarto al miocardio y fibrilación ventricular, a su padre Joan Sebastian, quien habría cumplido 72 años este 8 de abril y falleció el 13 de julio de 2015 luego de luchar por 16 años contra un cáncer de huesos.

Julián hizo su última publicación en su cuenta de Instagram con unas emotivas palabras, con las que advirtió no quería herir la sensibilidad de sus seguidores, a ocho años de la partida física de “El Rey del Jaripeo”, tiempo que definió como amargo.

“Que despacio han pasado 8 años, desde el día de tu partida el tiempo sabe más amargo. Y proclaman las personas el tiempo todo ha de arreglar, pero es una vil mentira cada día duele más y sin temor a herir susceptibilidades… aquí les va”, escribió Julián.

“Vituperan los fanáticos viva el poeta del pueblo, pero a mí me importa un bledo solo quiero a mi papa. Al demonio con los grammys con la fama y el dinero, pues mi único deseo es abrazarte… una vez más. Te amo papa y si me duele tú muerte es porque tu vida era tan valiosa para mí”, continuó.

Julián fue el único hijo de Maribel Guardia y Joan Sebastian, aunque éste último, en total, procreó ocho hijos con cinco mujeres diferentes.

Julián seguía los pasos de sus padres y ya había lanzado más de diez canciones.

A Julián le sobreviven su esposa Imelda Garza Tuñón y su hijo José Julián Figueroa Garza, de 6 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *